Peronismo vence en elecciones en Córdoba

|


Elecciones cordoba

BUENOS AIRES. El gobernador de la provincia argentina de Córdoba (centro), el peronista Juan Schiaretti, fue reelegido el 12 de mayo por un amplio margen de votos sobre el candidato apoyado por el Gobierno de Mauricio Macri, Mario Raúl Negri, en una jurisdicción electoral clave para las elecciones presidenciales de octubre.


"Un millón de gracias Mario Raúl Negri y Hector Baldassi por el enorme esfuerzo y trabajo por la transformación argentina", publicó en Twitter el presidente provisional por el Senado, Federico Pinedo, al reconocer la derrota de los dos candidatos de la Unión Cívica Radical (UCR) que presentó el oficialismo.


Schiaretti, representante de una parte del peronismo que rivaliza con la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), logró el 53.97% de los votos con el 98,82% de las mesas escrutadas.


El candidato que apoyó el oficialismo nacional, el diputado radical Mario Negri, consiguió un 17.78% de los sufragios, y el candidato que impulsó por su cuenta la UCR, Ramón Mestre, se quedó con el 10.94% de los apoyos.


Pero en Córdoba, la segunda provincia más poblada del país donde podían votar casi 2,9 millones de personas, la división del radicalismo favoreció al actual gobernador, que se presentó con su partido Hacemos por Córdoba.


El kirchnerismo, que impulsaba como postulante a gobernador al diputado nacional Pablo Carro, bajó la candidatura de su propio candidato a finales de marzo para favorecer la victoria del peronismo.


A nivel nacional, la UCR es parte de la coalición gobernante que integra el Gobierno de Macri, pero en Córdoba ni Negri ni Maestre quisieron resignar su candidatura, por lo que el oficialismo se presentó dividido tanto a nivel provincial como en la ciudad de Córdoba, la capital.



El resultado en este distrito fue muy doloroso para la UCR, pues el peronismo además consiguió por primera vez la alcaldía de la capital de la provincia de la mano de Martín Llaryora.




Estos resultados pueden influir a nivel nacional en las elecciones presidenciales del 27 de octubre, pues la interna del radicalismo pueden suponer un lastre en la imagen de la coalición gobernante Cambiemos en el resto del territorio.


Con el 8.8% de los electores a nivel nacional, Córdoba es el segundo distrito electoral más importante de Argentina por detrás de la provincia de Buenos Aires.


Este territorio, en donde la alianza gobernante consiguió el 48% de los votos en las elecciones legislativas de hace dos años, también fue clave para la consagración de Macri como presidente en 2015.


Hasta ahora seis provincias de los 44 distritos del país han celebrado elecciones en sus respectivos territorios con claras victorias para los oficialismos locales, que obtuvieron de ventaja unos 15 puntos de diferencia en promedio por sobre los postulantes del Ejecutivo nacional.


Tanto en las primarias de Entre Ríos (este), Chubut (sur) y San Juan (noroeste), como en las elecciones a gobernador en Río Negro (sur) y Neuquén (suroeste), el oficialismo nacional perdió terreno este año frente a las candidaturas gobernantes.


Algunas jurisdicciones, como la ciudad y la provincia de Buenos Aires, gobernadas por Cambiemos, celebrarán sus elecciones locales en coincidencia con las presidenciales y legislativas del próximo 27 de octubre, en las que Macri aspira a ser reelegido.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.