Jesse Jackson entrega alimentos a activistas en la Embajada venezolana en Washington

|


Jesse jackson embajada

WASHINGTON. Jesse Jackson, un destacado líder de los derechos civiles en EEUU, visitó la embajada de Venezuela en Washington para entregar alimentos a los activistas del grupo Embassy Protection Collective han estado viviendo en la misión diplomática desde el 24 de abril, con autorización del Gobierno venezolano, para evitar que la oposición tome el edificio.


Las autoridades estadounidenses cortaron el suministro de agua en la embajada el 11 de mayo y evitaron que se entregaran alimentos y suministros médicos a las instalaciones.


Jackson dijo a los reporteros reunidos fuera de la embajada el 15 de mayo que Estados Unidos recorre un camino peligroso al forzar cambios de régimen en todo el mundo y pidió a sus compatriotas que denuncien el accionar.


"En este momento estamos en un camino peligroso en nuestro hemisferio. Debemos detener una guerra en Venezuela", dijo Jackson.


El 13 de mayo por la noche, el Servicio Secreto irrumpió en la embajada de Venezuela y ordenó a los activistas que se marcharan o de lo contrario serían encarcelados y enjuiciados; sin embargo, abandonaron el edificio sin arrestar a nadie.


El colectivo afirma que está protegiendo a la embajada en nombre del presidente Nicolás Maduro, el legítimo líder de Venezuela.


Jackson dijo que Estados Unidos no puede someter a Venezuela mediante el hambre, pero sugirió que se debe utilizar una diplomacia agresiva para llevar a ambas partes a la mesa de negociaciones con la ayuda de las Naciones Unidas y así resolver el conflicto sin violencia.


El líder de los derechos civiles dijo que regresaría el 19 de mayo y señaló que más personas vendrán al lugar.


Code Pink, una de las tres organizaciones cuyos miembros forman parte del colectivo, dijo que Jackson logró proporcionar una bolsa de alimentos a los cuatro activistas que se encuentran dentro de la instalación diplomática.


Un representante de Code Pink le dijo al medio ruso Sputnik que dos partidarios de la oposición de Venezuela intentaron interrumpir físicamente la entrega de alimentos, a través de una bolsa que bajaba con una cuerda, lo que provocó un tumulto.


Code Pink dijo que la Policía Metropolitana no hizo nada para detener el asalto contra seis de sus activistas y que en realidad los culpó por presuntamente romper una línea policial.


El gobierno de Venezuela expresó su gratitud por la visita de Jackson y el apoyo del Colectivo de Protección de la Embajada.


La presencia de la policía cerca de la embajada pareció fortalecerse durante la visita de Jackson con unos 40 oficiales alineados frente a las instalaciones y otros más dispersos alrededor.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.