Mansión de Nueva York declarada legalmente como “embrujada”, está a la venta

|

Embrujada

SANTO DOMINGO. Helen Ackley vivió en la mansión ubicada en el número 1 de La Veta Place en Nyack, Nueva York, desde la década de los 60 hasta 1989, cuando la vendió al corredor de bolsa Jeffrey Stambovsky. Durante su estancia, el ejecutivo de Wall Street aseguró haber vivido situaciones paranormales en su nueva casa, por lo que demandó a la antigua propietaria. Así que en 1991, la Corte Suprema del estado declaró legalmente como “embrujada” a esta mansión de Nueva York que hoy está a la venta.


Durante los 30 años que vivió ahí, Ackley se encargó de divulgar que la mansión estaba habitada por fantasmas de la Guerra Civil que todas las mañanas despertaban a su hija sacudiendo su cama, que cerraban puertas y caminaban haciendo ruidos por los pasillos de la casa que data de la década de 1890.

El vecindario entero conocía estas historias, así que cuando Stambovsky pidió legalmente el regreso de su depósito y retirarse de la compra, las autoridades le dieron la razón y obligaron a Ackley a informar a futuros compradores sobre la presencia de seres paranormales en la casa.


Con todo y ello, Adam Brooks, un guionista, director y actor de cine, decidió comprar el inmueble y sus fantasmas. Vivió ahí durante 20 años y, según el New York Post, nunca vivió ninguna experiencia espectral.


Matisyahu, un cantante y rapero judío, es el actual propietario de la casa y decidió ponerla en venta a través de Better Homes and Gardens Rand Realty por $1.9 millones. Fue restaurada por completo, cuenta con tres pisos y está en una tranquila calle arbolada de Nyack.



Se encuentra en la orilla del río Hudson, que puede verse desde prácticamente todas sus ventanas, tiene siete habitaciones, cuatro baños y medio, una cocina moderna, pisos de madera con incrustaciones originales, una piscina de hidromasaje de agua salada con vista al río y un garaje para tres autos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.