​Pruebas abrumadoras contra Trump por el 'caso Ucrania'

|

Pruebas


SANTO DOMINGO. La investigación para abrir un proceso de 'impeachment' con el que buscar la inhabilitación de Donald Trump arrojó este martes su primer informe, producido por el Comité de Inteligencia de la Cámara baja, que inició las pesquisas el 24 de septiembre. El documento de 300 páginas reconstruye la conspiración del presidente y sus allegados para forzar a un Gobierno extranjero, el de Ucrania, a interferir en las elecciones estadounidenses del año que viene con una investigación por corrupción contra Burisma, la compañía energética ucraniana en cuyo consejo de dirección trabajaba Hunter Biden, hijo del exvicepresidente demócrata Joe Biden, favorito para enfrentarse a él en noviembre.



La gran revelación del informe es el historial de llamadas de la Casa Blanca que proporcionó al Comité de Inteligencia la compañía telefónica AT&T, cumpliendo con una citación del Congreso que la Casa Blanca consideraba ilegítima. El historial «revela una considerable coordinación entre las partes que incluyó a la Casa Blanca», dijo Adam Schiff, presidente del Comité de Inteligencia.


La lista está salpicada de llamadas procedentes del exalcalde Rudy Giuliani, que no tiene ningún puesto oficial en la Casa Blanca pero al que el presidente había convertido en su abogado personal y puso al frente de esa diplomacia extraoficial para ayudarle a ganar la reelección. Al no tener cargo público, Giuliani tendrá difícil explicar para qué llamaba a la Oficina de Gestión de Presupuestos de la Casa Blanca, que ordenó retener la ayuda militar a Ucrania, en un claro chantaje para forzar al Gobierno de Volodímir Zelenski a anunciar la investigación buscada.


Contactos desde abril

Otro de los afectados es el congresista Davin Nunes, el republicano de más alto grado en el Comité de Inteligencia de la Cámara baja, que ha estado haciendo el trabajo sucio del presidente. El informe revela numerosos contactos entre Nunes, Giualini y Lev Parnas, un hombre de negocio ucraniano, clientes de Giuliani, que fue detenido el mes pasado cuando intentaba abandonar el país.


Las llamadas empezaron en abril, mucho antes que se produjera la del 25 de julio que desató la investigación del Congreso por abuso de poder. Todo el mundo coincide en que, por dañina que resultara esa llamada del presidente a Zelenski para pedirle «un favor», hubiera sido difícil defender su inhabilitación por una sola llamada. El informe la encaja en una estrategia de siete partes que comenzó con la retirada de la embajadora en Ucrania Marie Yovanovitch para despejar el camino a 'Los Tres Amigos', el equipo compuesto por Giuliani, el embajador ante la UE Gordon Sondland y el secretario de Energía Rick Perry, a los que Trump encargó la misión de forzar a Ucrania a investigar a Biden.


La Casa Blanca y el Partido Republicano han defendido que el presidente tiene todo el derecho a pedir a otro país que luche contra la corrupción, pero el borrador del anuncio que 'Los Tres Amigos' exigían a Zelensky revela que no les bastaba con que purgase la corrupción. Exigían que mencionase expresamente a Burisma, la palabra en clave para hablar de Biden, en una entrevista con la CNN.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.