Conferencia Berlín acuerda plan para conflicto en Libia

|

Conferencia  de Berlin


Entre los asistentes al cónclave, estaban, además de la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente ruso, Vladimir Putin; el presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan; el primer ministro británico, Boris Johnson; el presidente francés, Emmanuel Macron; el secretario general de la ONU, Antonio Guterres y el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo.


BERLIN. Los participantes de la conferencia internacional sobre el conflicto en Libia, que tuvo lugar este domingo en la capital alemana, tras varias horas de negociaciones, concertaron un plan de resolución, que entre otras medidas, incluye mantener la vigilancia sobre el cumplimiento del embargo a la importación de armas en el país africano.


Entre los asistentes al cónclave, estaban, además de la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente ruso, Vladimir Putin; el presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan; el primer ministro británico, Boris Johnson; el presidente francés, Emmanuel Macron; el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres y el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo.


Según detalló la canciller de Alemania, Angela Merkel, presente en la conferencia, el plan acordado prevé la continuación de la tregua entre el Ejército Nacional Libio (ENL) y el Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN), anunciada hace una semana.


Los participantes extranjeros de las negociaciones prometieron ser neutrales y no favorecer a ninguna de las partes del conflicto. Asimismo, se comprometieron a vigilar más minuciosamente el cumplimiento del embargo a la importación de armas en Libia.


"Queremos que se respete el embargo de armas y que se controle más de cerca y con más vigor que en el pasado. Si eso no sucede, veremos una y otra vez que la solución militar no está excluida", dijo Merkel en una comparecencia ante la prensa.


Además, la canciller alemana ha indicado que las partes reunidas han logrado "hacer una contribución y dar un nuevo impulso al proceso político en Libia, para llevar la paz al país y al pueblo libio".


Merkel ha afirmado que el plan acordado "no resolverá todos los problemas de Libia", pero expresó su confianza en que "dará un nuevo ímpetu" al proceso de la paz. "Creo que la conferencia en Berlín ha servido de apoyo al proceso de paz bajo auspicios de la ONU", ha aseveró.


Libia vive un prolongado período de turbulencia política, iniciado tras el derrocamiento de Muammar Gaddafi en el 2012. Actualmente, las fuerzas principales que intervienen en el conflicto son el Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN), que es reconocido por la ONU y controla la capital, Trípoli, y la Cámara de Representantes, con sede en Tobruk, apoyada por el Ejército Nacional Libio (ENL) del mariscal Jalifa Hafta. 


En abril del 2019, el ENL inició una ofensiva contra el GAN. Actualmente, controla la mayor parte del país e incluso se adentró en los suburbios de Trípoli. El pasado 8 de enero, el presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, llamaron a las partes en conflicto a que depusieran las armas a partir de la medianoche del 12 de enero.


 El 13 de enero, los líderes de las partes en conflicto se reunieron en Moscú. No obstante,  pero el mariscal Haftar se negó a firmar el acuerdo final. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.