Los Toros no le dieron respiro al Licey y se coronaron CAMPEONES

|


TOROS


SANTO DOMINGO. Los Toros del Este se proclamaron campeones nacionales en la temporada 2019-20 del Béisbol Profesional de la República Dominicana que le dedicaron In Memoriam a Carlos Morales Troncoso y en opción a la Copa BHD León.


Los Toros superaron este martes 7 carreras por 1 a los Tigres del Licey, en el partido celebrado en el Estadio Quisqueya Juan Marichal.


Los romanenses conquistaron la tercera corona de su historia en la pelota profesional dominicana, luego de las obtenidas en la campaña 1994-95, que fue su primera, y la segunda lograda en el certamen 2010-11.


El primero fue cuando aún se llamaban Azucareros del Este bajo las riendas del norteamericano Art Howe y dominaron a las Aguilas Cibaeñas, el segundo título tuvieron como timonel al también estadounidense Dean Treanor y en el que superaron a las Estrellas Orientales, y su tercero en el campeonato 2019-20 con el boricua Lino Rivera ante los Tigres del Licey, 5-3.


Los tres títulos de los Toros han sido con dirigentes extranjeros, y vienen de disputar su segunda ronda final consecutiva, ya que en la temporada 2018-19 sucumbieron ante las Estrellas, equipo con el que empatan a tres los campeonatos logrados de por vida, y la Copa BHD León se queda en la región Este por segundo torneo al hilo.


Para el dirigente de los Toros, el puertorriqueño Lino Rivera es su segunda coronación en el béisbol invernal dominicano, luego del obtenido en la campaña 2017-18 al mando de las Águilas Cibaeñas, y en el que se impuso precisamente a los Tigres, por lo que sus dos títulos han sido ante los azules.


Otro hito logrado por los taurinos es que extendieron su cantidad de victorias a 51, única franquicia sobre esa cantidad (sobre los 50) en toda la historia del Beisbol Dominicano entre serie regular, round robin y ronda final.


Los Toros lograron ganar la regular con marca de 34-16, lo mismo que la semifinal a todos contra todos con récord de 12-6 y en esta final ante Licey dominaron 5-3, con dos mini rachas de dos victorias seguidas, incluyendo los dos últimos encuentros.


Así como, con el jonrón de Alen Hansen en el séptimo inning, los Toros se convierten en el segundo equipo con 10 o más jonrones en una serie final, detrás de las Águilas Cibaeñas de la temporada 2006-2007 que pegaron 12.


Los Toros contaron con un trabajo formidable del lanzador abridor Paolo Espino (1-0), quien se llevó el triunfo en una estupenda labor monticular de 5.2 entradas en blanco, tres hits, dio dos bases por bolas y ponchó a cuatro.


La derrota fue para Lisalverto Bonilla (1-1), quien en rol de abridor por los azules laboró 5.0 innings, tres hits, una carrera limpia, dos transferencias y dos ponches.


Candelario el Más Valioso

El antesalista de los Toros, Jeimer Candelario, fue seleccionado como el Jugador Más Valioso de la serie final por la prensa deportiva que cubre la pelota invernal dominicana.


El jugador obtuvo un total de 43 votos emitidos, de un total de 65, por la prensa especializada para quedar en primer lugar; en segundo quedó el campocorto Jorge Mateo con 18; en tercero, Junior Lake logró tres sufragios; y en cuarto, Jordany Valdespín, uno.


Candelario quedó segundo en bateo con .357 (lo hizo de 28-10), sólo superado por Eric Filia, quien tuvo promedio de .419. Además, Jeimer fue líder en remolcadas con seis y anotó cuatro carreras, pegó dos jonrones y un doble al accionar en los ocho juegos de la final.


La Copa BHD León fue entregada por el licenciado Vitelio Mejía, presidente de la Liga Dominicana de Béisbol (Lidom) a los directivos de los Toros del Este, acompañado de varios ejecutivos del banco patrocinador.

Los Toros serán la representación dominicana en la Serie del Caribe 2020 que inicia este sábado en la ciudad de San Juan, Puerto Rico.


Las carreras

Los taurinos anotaron de primero en el cuarto inning, cuando Junior Lake recibió base por bolas, se robó la intermedia y Abraham Almonte lo remolcó con sencillo al bosque izquierdo.


En el episodio séptimo, octavo y noveno, los Toros marcaron dos vueltas para ampliar la pizarra 7-1.

En ese séptimo, estaba en el box por los felinos Brennan Bernardino, quien fue recibido con un cuadrangular de Alen Hansen, una fuerte línea que voló la cerca del left field. Posteriormente, Rubén Sosa pegó doblete al center y avanza a la antesala al fallar vía 6-3 Jordany Valdespín. Alfredo Simón entra a lanzar por Bernardino y Sosa anota por passed-ball del receptor azul Michael De León.


En el octavo inning con simón en el montículo, Jeimer Candelario liga sencillo al center y cruza a la tercera base con rodado fallido por la inicial. Ulises Joaquín reemplaza a Simón y Jorge Mateo batea imparable productor al prado central, luego se robó la segunda almohadilla, avanza a la tercera por rodado de Hansen por la inicial y anotó Mateo por inatrapable impulsor de Fernando Flores por el jardín derecho.


Y las dos del noveno capítulo fueron contra los pitcheos de Jordan Harrison, del Licey, tras otorgar base por bola a Jordany Valdespín. Jairo Asencio sustituye a Harrison y Junior Lake le conecta un triple entre los jardines central y derecho que impulsó a Valdespín, y Lake llega a la goma por un fly de sacrificio al prado derecho de Peter O’Brien para sellar la pizarra 7-1.


La única anotación de los Tigres fue en el séptimo inning, la cual fue remolcada por el bateador emergente Carlos Franco, quien entró por Sergio Alcántara, y soltó un torpedo entre primera y segunda que llegó en un dos por tres al jardín derecho ante el lanzador de los Toros, Tim Peterson, que provocó que anote Jorge Bonifacio, tras pegar doble al left.


Los Tigres duraron 18 innings sin anotar carreras. Tres entradas del juego del domingo 27, los nueve ceros de la blanqueada del martes y seis hasta este miércoles al cierre del sexto acto.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.