​Venezuela desmonta operación de contrabando de combustible

|

Contrabando combustible venezuela


CARACAS, VENEZUELA. Al menos 38 personas fueron detenidas por presunto contrabando de combustible, que era transportado por el buque Negra Hipólita, que había zarpado de la refinería de Paraguaná, estado Falcón, informó este sábado el ministro del Interior de Venezuela, Néstor Reverol.


El ministro venezolano ofreció este sábado un balance sobre casos de contrabando y corrupción en investigaciones realizadas por los órganos de inteligencia del país que han causado prejuicio a la industria petrolera del país.


Entre las personas detenidas, se encuentra Oswaldo José Vargas Peña, el presidente de la filial PDV Marina — empresa naviera encargada del transporte marítimo y fluvial de hidrocarburos —, los 30 tripulantes de la embarcación y seis miembros más del despacho.


Además del presidente de la filial, se encuentran detenidos sus asistentes y seis miembros del despacho de Paraguaná.


El buque Negra Hipólita — explicó — trasladaba al terminal marítimo de La Guaira, 126,000 barriles de combustibles de 91 octános de diesel, así como de combustible Jet A1.


Despúes de zarpar, "desvió sus rutas, apagó los radales y llegó hasta los límites marítimos con las islas del Caribe, para cometer actos ilíctos de tráfico de combustibles y trasegar de manera irresponsable hidrocarburos que transportaba en otras embarcaciones", advirtió Reverol.


Las acciones se enmarcan en las investigaciones que realiza la Comisión Presidencial "Alí Rodríguez Araque", instalada el pasado 20 de febrero por el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro; para la defensa, reestructuración y organización de Petróleos de Venezuela (PDVSA).


Entre estas operaciones se encuentran detenidos, además, los exgerentes de Petróleos de Venezuela (PDVSA); Alfredo Marcial Chirinos Azuaje (exgerente general de Operaciones de Especialidades) y Aryenis Coromoto Torrealba Barrios (exgerente general de Operaciones de Crudo), quienes filtraban información estratégica de la industria petrolera a Estados Unidos.


Al respecto, el ministro para Relaciones Interior, Justicia y Paz indicó que los documentos enviados por Chirinos Azuaje y Torrealba Barrios permitía que la administración de Donald Trump tuviera conocimiento de las acciones tomadas por el Gobierno para sortear las medidas coercitivas impuestas por EEUU.


"No se trata de una simple fuga de información, hay que dejarse de eufemismo (...) Se trata de un acto de traición a la patria. Las sanciones contra el pueblo de Venezuela son un crimen", enfatizó Reverol.

"El resultado arroja que todas las empresas, buques, que aparecieron en los documentos incautados en la residencia de estos traidores fueron sancionados, es decir que la agresión imperialista contra Pdvsa fue sustentada en informes confidenciales y estrategias que tenían en su poder" estos altos gerentes de la estatal petrolera, agregó.



Durante las investigaciones — detalló —, se allanaron las oficinas y el hogar de la pareja, en la que se incautaron "documentos con información confidencial y sensible de la estatal petrolera".


Varios de estos documentos fueron publicados por portales web de la derecha venezolana, en la que especificaban que la información era suministrada por personal interno de la empresa.


De igual forma, se encontraron archivos de reportes de producción por año, volúmenes de crudo a comercializar en el extranjero de enero a abril de 2019, en la que se detallaba clientes y los productos de comercialización; coordenadas de los buques, entre otros documentos de seguridad.


Por esta razón, advirtió Reverol, "el gobierno estadounidense nos tenía registrado fichado inscritos como personas de alto valor, de alto perfil", debido a al información que filtraban estos exgerentes de PDVSA.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.