​República Dominicana entre los países del mundo que menos impuestos cobra a los ricos

|

Ricos rd4


SANTO DOMINGO. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la República Dominicana, con apenas un 4% es uno de los países donde es menor el porcentaje que representa en el Producto Interno Bruto (PIB) de cada nación el tributo que los Estados cobran a quienes más dinero perciben, es decir, el impuesto sobre ingresos y ganancias para individuos o empresas. Así, se evidencia que los ricos y las compañías mejores posicionadas en la región tienen muchos más beneficios que en otras zonas del mundo.


Detrás de Bahamas, donde la tasa era igual a cero, Paraguay fue el segundo país con las cargas menos significativas en 2018, equivaliendo al 2.3 % del PIB. La lista continúa con Guatemala y Venezuela —la nación bolivariana con datos del 2015—, que según la OCDE acogían una exigua contribución igual al 3.5 % del Producto. Volviendo al 2018, Bolivia, bajo la presidencia de Evo Morales reflejaba un bajo 3.8 %; seguida de República Dominicana con 4 %; Panamá, 4.1 %; Ecuador, 4.8 % y Costa Rica 4.9 %.


Argentina, cuya administración pública estaba al mando de Mauricio Macri, recibía de los sectores con mayores ingresos un monto igual al 5.3 % en 2017, sin embargo, ello se redujo al 5.1 % el año siguiente. Este país del Cono Sur, que integra el grupo de los que menos cobran a quienes más ganan, tiene un caso particular, muy similar a la situación en la República Dominicana: lo recaudado por el impuesto sobre bienes y servicios – el famoso ITBIS- era casi el triple, un 14.5 %, mientras que en Dominicana es aún mayor, de un 18% siendo una carga que afecta a todos los sectores de la sociedad.


Luego aparece Santa Lucía, que hace dos años cobraba a los grupos más afortunados una suma similar al 5.1 % del PIB, y Perú, con el 5.9 %. En el 'ranking' de fiscos laxos en América Latina también figura Honduras, con el 6.3 %, Colombia, 6.5 %, y El Salvador, con el 7 %. A su vez, Nicaragua, México y Brasil tenían el 7.1 % cada uno, mientras que Chile y Belice se hacían con un monto similar al 7.5 %. Por su parte, Uruguay cobró el 7.7 %, Jamaica 8.5 % y Barbados 9 %.


El listado finaliza con Guyana, que marcaba el 9.8 %, Cuba, con datos del 11.1 % sobre el Producto, y Trinidad y Tobago, el país de la región que más dinero percibía de los grupos acomodados en proporción a su PIB: 12.8 %. Así, en Latinoamérica y el Caribe los sectores de mayores ingresos aportaban ese año una media del 6.3 % de todo lo producido en la región, mucho menos que el promedio global de la OCDE, que fue del 11.5 %.


En contraposición, vale la pena mencionar lo que sucede en otras sociedades más desarrolladas. Por ejemplo, en los países nórdicos, donde todo parece funcionar bien, algunos de los cuales están mejor ubicados en el Reporte Mundial de la Felicidad del 2020, la carga impositiva es mucho más alta para los ricos. Es decir, los lugares con mejor desarrollo humano también encabezan la tabla de la OCDE en materia impositiva sobre grupos de grandes ganancias.


En Dinamarca, el segundo país con la población más feliz del mundo, según Naciones Unidas, es también el Estado que más impuestos cobra a los grupos de mayores ingresos, lo que equivale al 27.9 % del Producto Interno Bruto. A su vez, el tributo sobre bienes y servicios —todas las actividades de todos los ciudadanos— significa la mitad, 14.7 %. Esta tendencia, donde las cargas a los más afortunados conforman un total mayor a los impuestos comunes, se da en decenas de países, sobre todo en los territorios más "felices". Pero ninguno es latinoamericano.


En la actual coyuntura  de crisis económica global causada por la pandemia del COVID-19, han sido muchos los países en los cuales ha cobrado fuerza el debate sobre la política impositiva: en medio de la histórica paralización de la economía, los Estados recaudan menos y de algún lado deben obtener el dinero para asistir al sector productivo, sostener el empleo y brindar planes sociales en los grupos más excluidos, que se llevan la peor parte del conflicto. El contexto se agrava en aquellas naciones, como la República Dominicana colapsadas por deudas, el trabajo informal y grandes niveles de pobreza, donde hay que redoblar los esfuerzos.


En toda América Latina, región caracterizada por su injusta redistribución de la riqueza, tras la aparición del coronavirus, cada vez más personas se preguntan por primera vez por qué las personas o firmas de mayores ingresos abonan tan pocos impuestos, y aparece la cuestión de fondo: ¿quién debería pagar la crisis?


A tono con ese cuestionamiento, está la posición de algunos economistas, como la argentina Florencia Gutiérrez, del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), quien insiste en que se debería "recaudar más de quienes más poseen, que representan un porcentaje ínfimo de la población".


Así, el gravamen que se discute es el impuesto al patrimonio, también conocido como impuesto a la riqueza. Es decir, más allá de los ingresos, se trata de grandes fortunas ya acumuladas, y las propuestas varían según el país. En Latinoamérica, esta carga existe en pocas naciones, como Uruguay, Colombia y Argentina, y en 2017 representó el 1 %, 0.4 % y 0.2 % del PBI, respectivamente. Poco y nada.


"El 10% más rico de la región posee el 71% de la riqueza y tributa solo el 5,4% de su renta", señaló en 2016 la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), un organismo de Naciones Unidas.


Dos años más tarde, lanzó un análisis sobre "la cultura del privilegio arraigada" entre los latinos: "Su génesis es indiscernible de la conquista y la colonización, por medio de las cuales se sometió a poblaciones indígenas a trabajos forzados y a personas afrodescendientes a la esclavitud, se expropiaron los bienes y riquezas de los pueblos originarios, prohibieron sus creencias y valores, se les aplicó un maltrato sistemático y les negaron todo estatuto de ciudadanía". Y concluyó: "Las desigualdades pasadas se transmiten y reproducen en el presente".


La inequidad sobre cómo se reparte el capital en esta zona del planeta no es algo nuevo. La novedad es que ahora, con la llegada del virus, muchos más se preguntan si puede ser diferente.

3 Comentarios

1

Esto es muy raro. Deberia ser un porcentaje por el que todos se rijan, sean grandes o menores capitales.

escrito por https://www.miestadodecuenta.com/consultar-estado-cuenta-ca/ 03/jun/20    15:04
2

Estas personas ni estan pendientes de sus estados de cuenta, y los que menos tienen les toca pagar mas.

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.