​Robert Pattinson podía orinar en su flamante traje de Batman

|

Imagen


SANTO DOMINGO. Aunque hace unos meses el actor Christian Bale, quien dio vida a Batman en la aclamada trilogía sobre el caballero oscuro concebida y dirigida por Christopher Nolan, no dudó en aconsejar a su sucesor Robert Pattinson que se asegurara de pasar por el cuarto de baño varias veces antes de enfundarse en su flamante indumentaria del superhéroe, ahora el director de la nueva cinta sobre el justiciero enmascarado, Matt Reeves, ha revelado que el protagonista de la película no tuvo finalmente necesidad alguna de ser tan previsor.


Como se desprende de la charla que ha ofrecido este fin de semana el realizador a su paso por la convención DC Fandome, el nuevo traje de Batman fue expresamente alterado para que su usuario pudiera ‘aliviarse’ con relativa facilidad y rapidez, básicamente tan pronto como el intérprete británico, de 34 años, sintiera la llamada de la naturaleza en medio del rodaje de la cinta, cuyo primer trailer ha sido publicado hace escasas horas en la esfera virtual.


La idea de incorporar una especie de bragueta a última hora, según ha revelado el citado Reeves, vino precisamente a colación de las recomendaciones facilitadas por Christian Bale, quien al parecer también habló en su momento con Ben Affleck, encargado de interpretar a Bruce Wayne en las dos últimas películas sobre el universo cinematográfico DC, sobre este tipo de contratiempos ligados al vestuario.


“Uno de los temas más importantes de los que Robert habló con Christian Bale fue precisamente ése. Bale le dijo que era muy importante que pudiera trabajar sin esa clase de presión, que pudiera aliviarse con frecuencia. Por eso hicimos cambios en el traje, para que fuera más sencillo de poner y también para que Batman pudiera vivir como un ser humano normal”, ha explicado Matt Reeves.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.