​ “Tolerancia Cero” ante violencia contra mujeres: ¿Promesas se harán realidades?

|

Violen


SANTO DOMINGO. El Presidente de la República, Luis Abinader,  prometió a la nación desde el Palacio Nacional que  implementaría un plan de “Tolerancia Cero” ante la violencia contra las mujeres, puesto en ejecución dentro de los próximos 120 días.


El presidente Abinader ha definido la realidad dominicana como alarmante, de acuerdo a los feminicidios, que reiteró catalogarlos como tragedia nacional.  La construcción de 12 nuevas casas de acogida para mujeres víctimas de agresiones físicas y sicológicas por sus parejas, y la adecuación de otras tres, forman parte de este plan, que involucra, además, la entrega de RD$10 mil (unos 170 dólares, aproximadamente) mensuales, como subvención a las mujeres víctimas de violencia; recursos que se obtendrán de los RD$200 millones(alrededor de 3 millones 300 mil dólares), que recibía como presupuesto en el Gobierno anterior el Despacho de la Primera Dama.


El Presidente llamó a todos los sectores de la sociedad a unirse a lucha contra esa “lacra social” que es la violencia, e informó que todas las mujeres víctimas de esta, entrarán al sistema de protección; así como aquellas que estén en condiciones de vulnerabilidad económica, serán incorporadas a los programas de políticas sociales.


“La violencia de género es un problema, que para ser superado necesita del esfuerzo de todas las instituciones públicas, los actores judiciales y la sociedad civil”, expresó Abinader y agregó que su  Gobierno se centrará en el desarrollo de una política de Estado enfocada en la prevención, atención, sanción, erradicación y de respeto a los derechos de las víctimas.


Ante los problemas que siguen lastrando a las familias dominicanas, entre ellas, el ignomioso matrimonio infantil, Luis Abinader se pronunció por enviar al Congreso, a más tardar en un mes, un proyecto de ley que elimine esa unión de menores de edad a adultos que significa, sin duda alguna, una forma inadmisible de violencia.


Añadió que el 25 de noviembre, Día de la No Violencia Contra la Mujer, realizará un Consejo de ministros para definir y aprobar las políticas contra la violencia de género y los feminicidios y subrayó que durante su periodo de dirección de los mandatos del país, fortalecerá  y ampliará los mecanismos que aseguran las vidas de las dominicanas y de sus hijos.


Trabajar desde una perspectiva integral

Por su parte, la ministra de la Mujer, Mayra Jiménez, recordó que el país figura entre los primeros siete de la región latinoamericana con la más elevada tasa de feminicidios. En tal sentido, se refirió al plan dispuesto por su Ministerio, para desarrollar un plan encaminado a afrontar y reducir a su mínima expresión el problema de la violencia.


La titular rememoró que en los primeros siete meses del presente año se produjeron 27,157 denuncias de violencia contra la mujer, razón por la cual entiende que una de las prioridades del Ministerio que dirige es trabajar desde una perspectiva integral que saque al país de esta fatídica lista.


Jiménez considera que los esfuerzos del presidente Abinader para definir una política de Estado en la lucha por la no violencia contra la mujer, dará sus frutos: “Encontramos un sistema de atención a la violencia altamente fraccionado, disperso y sin una clara rectoría, lo que incide en la precariedad de los servicios que han recibido las mujeres y sus familias a lo largo de todos estos años”, declaró.


Aquellas 10 medidas

Recordemos que el 25 de noviembre de 2019, el actual Presidente de la República, en su condición de candidato presidencial por el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y fuerzas aliadas, planteó al entonces presidente Danilo Medina 10 medidas fundamentales para detener la violencia contra la mujer.


Un comunicado que trascendió entonces y tomaron en cuenta todos los medios de comunicación en el país, expresaba que los integrantes del movimiento Mujeres con Luis, tenían la esperanza de que, de alcanzar Abinader el poder,  podría arribarse a un Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer, que se celebra mundialmente cada 25 de noviembre, en honor a las hermanas dominicanas Patria, María Teresa y Minerva Mirabal, con políticas que realmente aliviaran la situación de las dominicanas.


En aquellos momentos, Luis Abinader habló del  triste diagnóstico: “Lo sabe el Gobierno, lo sabe el Congreso, lo saben los ayuntamientos, lo saben los partidos, lo saben las iglesias, lo saben los medios de comunicación, lo sabemos todos”, enfatizó.


También en su programa de candidatura presidencial, el actual mandatario precisó las desventajas de las mujeres con respecto a los hombres en diferentes aspectos sociales, limitaciones en salud y educación, y señaló la reducida participación femenina en el nivel ministerial, pues solo tres mujeres ocupaban puestos de mayor jerarquía en los 22 ministerios existentes.


También objetó la situación de las mujeres campesinas, que representan el 43% de la fuerza de trabajo agrícola y apenas disponen del 2% de la propiedad de las tierras.


Abinader planteó su programa de Gobierno con la necesaria integración de todos los partidos, movimientos y sectores sociales “abrazados en la causa del cambio. Estamos incorporando nuevas visiones, experiencias y perspectivas en el reto de ver a nuestras mujeres viviendo en condiciones de libertad, de inclusión, de seguridad y de felicidad”, argumentó.


El hoy Presidente de la República tiene ahora la posibilidad de demostrar la realización de cada uno de sus planteamientos y la materialización de aquellas diez medidas urgentes que enarboló para enfrentar los feminicidios, entre ellas: Conectar el sistema 9-1-1 con un servicio de línea directa especializado de atención inmediata en auxilio de las víctimas de violencia de género; segunda: reformular la Ley 24- 97 del 28 de enero de 1997 sobre Violencia Intrafamiliar, creando un Ministerio Público especializado y dotado de recursos económicos, tecnología y capacitación en este tipo de delito, donde la atención de las denuncias de agresión contra las mujeres estarán únicamente a cargo de este sistema especializado que funcionará 24 horas, quedando excluida la Policía Nacional de recibir denuncias de violencia de género. Un proyecto de ley al respecto será presentado al Congreso.


La tercera se refería a la firma de acuerdos con agresores, patrocinados actualmente por el Ministerio Público, que han sido fuente de corrupción y encubrimiento; la cuarta, aplicar un sistema de monitoreo y control electrónico a los agresores bajo órdenes de alejamiento; quinta, crear las casas de acogida donde la mujer se sienta protegida. Con atención médica; psicológica y también con servicios de guardería para que las madres no tengan que abandonar a sus hijos mientras cuidan de sus vidas.


La sexta medida sería la implementación de centros con personal especializado en educación y vigilancia para hombres con conductas violentas, que deberán ser monitoreados desde el mismo instante en que una mujer presente su denuncia; séptima, desarrollar una política para la difusión de las agresiones contra las víctimas de la violencia de género, evitando el sensacionalismo, la distorsión y las exacerbaciones machistas que se producen en contra de la mujer.


La octava, establecer la resolución pacífica de conflictos como eje curricular transversal en la educación preuniversitaria; novena, crear un amplio sistema de protección estatal donde se destinen los recursos necesarios para la recuperación de las víctimas de violencia machista y las familias afectadas por estos delitos, con mayor énfasis en las mujeres pobres.


Y por último, dedicar fondos especializados del presupuesto como base de apoyo económico a las mujeres que hayan tenido que abandonar sus hogares por el peligro que corren sus vidas.


 “A quienes puedan pensar que yo debí dejar estas propuestas para implementarlas en el Gobierno del cambio que, según dicen todas las encuestas, iniciaremos el año que viene, les respondo que no se debe jugar a la política cuando se trata de la vida de nuestras mujeres, y que si con el adelanto de las medidas propuestas podemos evitar una muerte más, habrá valido la pena”, dijo en esos momentos Luis Abinader. Hoy, cuando los destinos de la nación están en sus manos, el escabroso tema de los feminicidios y la violencia intrafamiliar y de género ocupa renglones impensables.


“Tolerancia Cero a la violencia contra las mujeres”, se denomina esta política enfocada por el llamado “gobierno del Cambio”, que encabeza el actual jefe de Estado dominicano, quien deberá demostrar si se cumple ese añejo refrán de que “promesas pueden ser verdades”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.