​Registran candidatura del contingente médico cubano Henry Reeve al Premio Nobel de la Paz

|

Henry reeve honduras 580x434


SANTO DOMINGO. El Consejo Mundial por la Paz registró de manera formal la candidatura del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastre y Graves Epidemias “Henry Reeve”, de Cuba, al Premio Nobel de la Paz para el 2021, en contraposición a la intensa campaña de descrédito financiada por Estados Unidos contra la colaboración de la Isla, la formalización de la candidatura sella un pronunciamiento internacional unánime.



El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, resaltó la noticia en su cuenta en Twitter:

“Cuba ante el mundo: médicos y no bombas. El Consejo Mundial por la Paz registró formalmente la candidatura del contingente médico cubano Henry Reeve, al Premio Nobel de la Paz”.


En carta enviada al Comité Nobel de Noruega se resaltan los grandes desafíos que para la humanidad ha significado la pandemia de la COVID-19, y el rol esencial que resulta la solidaridad internacional para el alivio de las personas que más sufren con tales emergencias.


La misiva llama la atención sobre la labor de los profesionales de la Mayor de las Antillas: “Vemos como el más sincero ejemplo de tal solidaridad internacional el trabajo que el contingente médico cubano ´Henry Reeve´ ha venido realizando desde mucho antes de que se anunciara el brote del coronavirus”.


Al enumerar las decenas de países que en las distintas regiones del mundo han asistido, exalta que esa labor altruista no es algo coyuntural, sino que califica como parte de “una tradición duradera cubana de cuidado humanista de otros pueblos que es llevada a cabo incluso enfrentados a desafíos económicos extremos para la Isla, la cual sufre sanciones extremadamente duras que, en un fuerte contraste con la disposición de los cubanos, también duran más de seis décadas e imponen serias privaciones al pueblo”.


Enviado “en representación de docenas de comités nacionales por la paz en aproximadamente cien países”, el mensaje destaca cómo, antes de multiplicarse en las naciones que los solicitaron para enfrentar la COVID-19, los especialistas cubanos ya habían colaborado “para superar los efectos de 16 inundaciones, ocho huracanes, ocho terremotos y cuatro epidemias”.


Al rubricar que el Contingente “Henry Reeve” ha estado “salvando incontables vidas y mostrando la empatía y bondad humanas por las cuales siguen siendo recordados dondequiera que han estado”, considera que, acorde con el objetivo que promueve el consejo firmante, su trabajo “es clave en la construcción de paz en medio de conflictos violentos y estructurales”, y para que “las personas puedan tener cubiertas sus necesidades más básicas en condiciones de desastres y de extrema pobreza”.


En contraposición a la intensa campaña de descrédito financiada por Estados Unidos contra la colaboración de la Isla, la formalización de la candidatura sella un pronunciamiento internacional unánime que exalta la noble actitud de la Medicina cubana, cuyos profesionales, tal cual dijo recientemente en la ONU el presidente cubano Miguel Díaz-Canel, reciban o no el Nobel, “hace años que ganaron el reconocimiento de los pueblos bendecidos por su labor sanitaria”.


La Brigada “Henry Reeve” se creó el 19 de septiembre de 2005 en respuesta a los daños causados por el huracán Katrina a Nueva Orleans, en Estados Unidos con un grupo inicial de más de 12 mil profesionales cubanos de la salud que se mostraron dispuestos a apoyar la recuperación, sin embargo, el gobierno norteamericano se rehusó a recibir la ayuda.


Según cifras oficiales, Cuba ha enviado hasta la fecha más de tres mil 700 colaboradores, agrupados en 46 brigadas, a 39 países y territorios afectados por la Covid-19.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.